Enseñanza explícita del concepto de fonema:

Antes de comenzar este entrenamiento debemos explicarle al niño/a lo que es un fonema. Para ello le indicamos que vamos a trabajar con los sonidos más pequeños que forman las palabras, y que éstos se representan con letras. Es fundamental dejar claro que una cosa es el nombre de la letra y otra su sonido o fonema. La enseñanza ordinaria se centra especialmente en el nombre de las letras pero, la metodología en la que nos basamos, recomienda trabajar con los fonemas. En este caso, las vocales son las únicas grafías cuyo nombre y sonido coinciden, por ello serán más asimilables para el niño/a y, por tanto, las primeras que debemos enseñar. Por ejemplo: - La palabra piña está formada por cuatro sonidos o fonemas: /p/ /i/ - /ñ/ /a/ Una vez que el alumno ha integrado el concepto de fonema como cada uno de los sonidos mínimos que forman las palabras, comenzaremos la enseñanza de cada fonema-grafema de manera independiente hasta que se asimile correctamente. Para ello seguiremos esta secuencia:

1. Vocales.

2. Fonemas sin ambigüedades que no forman sílabas trabadas.

3. Fonemas sin ambigüedades que forman sílabas trabadas.

4. Fonemas con ambigüedades, es decir, que se pueden representar con varios grafemas.

5. Fonemas y letras especiales que tienen características concretas como w, y o h.

Esta progresión es la que deberíamos llevar a cabo con niños/as que no han comenzado el aprendizaje lectoescritor, pero, si esta enseñanza ya se ha iniciado en el colegio, lo conveniente será trabajar de manera coordinada el mismo fonema. Es decir, si en el colegio están aprendiendo “pa,pe,pi,po,pu”, complementar esa enseñanza realizando los ejercicios, pero con el fonema /p/. Con alumnos/as mayores que aún presentan dificultades o confusiones a la hora de establecer la correspondencia fonema-grafema, se recomienda trabajar únicamente aquellos sonidos y letras en los que muestren  confusiones                Comenzamos presentando el fonema o sonido con el que vamos a trabajar, analizando cómo suena y cómo se pronuncia. Inventamos un gesto, asociado a ese fonema, que esté relacionado con dicha acción. Analizamos la pronunciación y colocación de los órganos bucofonatorios. Combinamos el fonema con las vocales. A continuación pasamos a evocar las sílabas que se forman con el fonema trabajado y las vocales. Podemos utilizar letras móviles para formar las sílabas o directamente escribirlas en la pizarra. Tras presentar el fonema y analizar su sonido y pronunciación pasamos a la realización de ejercicios de discriminación auditiva. Estos consisten en escuchar diferentes fonemas o sílabas y decidir cuándo se ha pronunciado el fonema que estamos trabajando y cuándo no.

 Metodología para llevar a cabo la presentación del grafema.

Presentamos el grafema del mismo fonema que estamos trabajando tanto en mayúscula como en minúscula. Después mostramos explícitamente cuál es el recorrido correcto para escribir esa letra y pasamos a la realización de actividades para afianzar tales aprendizajes. Ejemplos de actividades para automatizar la discriminación visual de los grafemas: ¡Buscamos en la nube! Pedimos al niño/a que busque el grafema o letra indicada y la rodee. También podemos darle un grupo de letras móviles y pedirles que encuentren la letra a identificar, la cual estará repetida un número variable de veces en minúscula y/o mayúscula ,  ¡Construyo la letra! Realizamos las letras con diferentes materiales y objetos de construcción para interiorizar las características del grafema ,  ¡El reto de la Caligrafía! Inicialmente, para trabajar la caligrafía con cada nuevo fonema, es conveniente realizar estas prácticas con el grafema aislado y en combinación con las vocales, sin incluir palabras o frases que impliquen la escritura de otras letras no trabajadas. Existen muchos tipos de plantillas para realizar la práctica de la caligrafía, desde las más pautadas a las que no incluyen pautas. Al principio debemos utilizar plantillas que ofrezcan la máxima información al niño/a y progresivamente retiraremos estos apoyos. Se recomienda no abusar de este tipo de prácticas ya que son muy aburridas y frustrantes para el niño/a. Debemos dedicarles periodos breves aunque frecuentes e incluirlas dentro de alguna actividad más lúdica. Otra cosa a tener en cuenta es que desde el inicio de la escritura debemos explicar y corregir de manera explícita la postura correcta para esta labor, la presión y prensión del lápiz, la colocación de la hoja, etc., con el fin de evitar la adquisición de hábitos inadecuados.Otras actividades alternativas para aprender el trazado de las grafías, especialmente indicadas para aquellos alumnos/as que no integran correctamente el adecuado recorrido del trazado o que tienen dificultades para memorizar la forma de cada letra son: * Intentar escribir las letras con los ojos cerrados y luego comentar el resultado. * Trazar las letras con el dedo en el aire. * Reconocer las grafías con los ojos cerrados cuando nos las trazan sobre la piel. * Reconocerlas mediante el tacto usando letras móviles de gomaespuma, plástico, madera… Ejercicios para trabajar la identificación y categorización del fonema. ¡Encuentra el sonido! Se dan un grupo de imágenes al alumno y éste debe seleccionar solo aquellas que comienzan o contienen un determinado fonema. Ejercicios para trabajar la manipulación básica de fonemas. ¡Me como un sonido! El docente muestra una imagen o pronuncia una palabra en voz alta. De manera individual, por parejas o en grupo, los alumnos deben decir que queda si se omite el fonema inicial. Por ejemplo: El docente nombra una palabra, “farola”, y los alumnos tienen que decir esa misma palabra, eliminando el sonido inicial “arola”.Combinar fonemas consonánticos en sílabas trabadas. Las sílabas trabadas son las que tienen la estructura CCV, estas sílabas en español solo se pueden formar con las siguientes letras. Durante la enseñanza de las consonantes que pueden formar sílabas trabadas o sinfones, consideramos conveniente mostrar cómo suena y cómo se combina dicho fonema con la letra r y/o l de manera específica. Comenzamos explicando que el fonema /f/ también se puede combinar con otros sonidos como /l/l y les mostramos en la pizarra cómo se construyen las sílabas con esta combinación. Pronunciamos cada sonido aislado y después la sílaba completa. /f/ /l/ /a/ --- “fla” Después realizamos actividades de conciencia fonémica y principio alfabético con estas combinaciones de fonemas.  Pensamos palabras que comiencen por “fla, fle, fli, flo y flu” y las decimos en voz alta.  Buscamos entre un conjunto de tarjetas las imágenes que tienen alguna de estas sílabas en sus nombres.  Formamos estas sílabas con letras móviles mediante dictado de sonidos, de sílabas o tras identificar la primera sílaba del nombre de una imagen dada. Al finalizar la enseñanza de las sílabas trabadas con f + l + vocales, realizaríamos el mismo tipo de ejercicios con las trabadas formadas por f + r + vocales. Y por último debemos llevar a cabo actividades de lectura y escritura de las sílabas trabajadas para afianzar y automatizar estos aprendizajes