Signos de alerta

Las investigaciones de los últimos años hablan de dislexia como síndrome que se manifiesta de múltiples formas. La mayoría de las personas disléxicas presentan algún tipo de déficit auditivo/fonológico, viso-espacial o psicomotor. Siempre se presentarán:

• Dificultades en el lenguaje escrito.

• Serias dificultades en la ortografía.

• Lento aprendizaje de la lectura.

• Dificultades para comprender y escribir segundas lenguas. A menudo, podrán presentarse: • Dificultades en matemáticas, especialmente en el aprendizaje de símbolos y series de cifras, como las tablas de multiplicación, problemas de memoria a corto plazo y de organización.

• Dificultades para seguir instrucciones y secuencias complejas de tareas. • Problemas de comprensión de textos escritos.

• Fluctuaciones muy significativas de capacidad

. A veces, en función del tipo de dislexia o de cómo ésta haya afectado al alumno o alumna, pueden presentarse:

• Dificultades en el lenguaje hablado.

• Problemas de percepción de las distancias y del espacio.

• Confusión entre la izquierda y la derecha.

• Problemas con el ritmo y los lenguajes musicales.

La dislexia presenta una sintomatología común, pero no necesariamente acumulada; pueden presentarse, a modo de aproximación, algunas de las siguientes características:

a) En la lectura: confunden letras, cambian sílabas, repiten, suprimen o añaden letras o palabras, inventan al leer, comprenden mal lo que leen, se saltan renglones, carecen de entonación y ritmo, se marean o perciben movimientos en las palabras o en los renglones.

b) En la visión: podría parecer que tienen problemas en la visión (e incluso en la audición), pero los exámenes médicos no los suelen confirmar. Puede sorprender notablemente su agudeza visual y capacidad de observación o, por el contrario, les falta percepción profunda y visión periférica; ambos extremos tampoco suelen ser detectados por los exámenes médicos.

c) En la escritura y ortografía: en las copias o dictados realizan inversiones, omisiones, sustituciones o adiciones en letras o palabras. La escritura varía pudiendo ser ilegible. Tienen dificultad para entender lo que escriben y grandes dificultades para memorizar y automatizar las reglas ortográficas, máxime si no es en su lengua materna. Tienen la letra muy grande o, por el contrario, muy pequeña. Ejercen gran presión con el lápiz, o escriben tan flojo que no se puede leer; borran a menudo y no siempre lo que desean borrar.

d) Coordinación motriz: a menudo sus etapas de gateo o de caminar son anteriores o posteriores a lo habitual o ni siquiera gatean. Suelen tener dificultades con la coordinación fina y gruesa (atarse los cordones, ir en bicicleta, coordinar distintos movimientos, chutar o botar una pelota, etc.). Su equilibrio también se ve a menudo afectado seriamente; confunden izquierda y derecha, arriba y abajo, delante y detrás; les cuesta mucho representar la figura humana en el momento en que suele ser habitual. Estas dificultades también se manifiestan en los juegos que exigen coordinación, como los de pelota, de relevos y de equipo.

e) Matemáticas y comprensión del tiempo: cuentan con los dedos o son fantásticos en el cálculo mental (e incapaces de traspasarlo después al papel), tienen dificultades con las operaciones aritméticas o las colocan mal sobre el papel, les cuesta el entendimiento de los problemas, pueden tener dificultades en la memorización de las tablas de multiplicar, con el manejo del dinero, con el aprendizaje de las horas (especialmente con relojes analó- gicos), les cuesta controlar el tiempo y saber el momento del día en el que están, los meses o los años (suelen tardar mucho en saber la fecha de su cumpleaños, o el teléfono de sus padres), tienen dificultades en las tareas secuenciales (más de una orden o más de una operación…)

f) Situación en el espacio: se pierden con mucha frecuencia si bien, a veces son capaces de recordar lugares por los que han pasado una sola vez. 12 Manual de atención al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo derivadas de dificultades específicas de aprendizaje: DISLEXIA

g) Limitación de la capacidad para integrar información de forma global: Al tratar de pasar de una operación cognitiva a otra, se genera en este alumnado una falta de atención que produce un bloqueo en el curso del procesamiento de la información que ya había. Se trata de un factor asociado y secundario, pero que interfiere en el procesamiento de la información ya sea verbal, numérica o visoespacial. Combinar estas habilidades haría que el procesamiento de la información siguiera un curso adaptativo a los estímulos, que es lo que ocurre en la normalidad. Sin embargo, si el procesamiento no integra diversos recursos, se producen efectos secundarios tales como el enlentecimiento de la respuesta, el bloqueo y otros.

Existen también otras características paralelas, generalmente:

• Desinterés por el estudio, especialmente cuando se da en un medio familiar y/o escolar poco estimulantes, que puede llegar a convertirse en fobia escolar.

• Calificaciones escolares bajas.

• Con frecuencia, la percepción negativa que los compañeros y compañeras podrían tener de ellos y ellas, les lleva a pensar que tienen discapacidad intelectual, lo cual repercute de forma negativa en el desarrollo de su autoconcepto.

• Con frecuencia se suele confundir con un mero retraso evolutivo o que el alumno o alumna no se esfuerza lo suficiente; esto tiene consecuencias negativas para la personalidad del niño o niña, que podrían desembocar en la aparición de conductas disruptivas para llamar la atención, o en la inhibición y pesimismo cercanos o inmersos en la depresión.

• Se producen a veces mecanismos compensatorios como la inadaptación personal, fortaleciendo la identidad de “diferente” y como manera de establecer identidad de grupo con otro alumnado conflictivo.

• Es frecuente encontrar ciertos rasgos característicos: sentimiento de inseguridad, compensado por una cierta vanidad y falsa seguridad en sí mismo o en sí misma, y en ocasiones, terquedad para entrar en el trabajo y la motivación que requieren los tratamientos.

• Están convencidos y convencidas de su falta de inteligencia y es bastante habitual que sean reacios y reacias a cualquier situación de refuerzo de otras habilidades que no creen que tengan. En general la franqueza, la explicación de su problema, la incidencia en que su capacidad intelectual es normal o superior, ayudan a crear un clima que favorece la intervención.

 DISLEXIA DETECCIÓN DEL ALUMNADO CON POSIBLES NECESIDADES ESPECÍFICAS DE APOYO EDUCATIVO DERIVADAS DE DISLEXIA.

Los síntomas de dislexia en un niño o niña suelen aparecer tempranamente, cuando se inicia el aprendizaje de la lectura y escritura. Así, es en la etapa de Educación Primaria cuando puede establecerse con firmeza el diagnóstico de dislexia y son fundamentalmente los maestros y maestras quienes en primer lugar pueden identificar la presencia de ciertas dificultades en el alumno o alumna. Para ello, se pueden tener en cuenta las siguientes señales de alerta:

a) Factores sospechosos en edad temprana (antes de los 6-7 años):

• Retraso en el lenguaje.

• Confusión de palabras que tienen una pronunciación similar.

• Dificultades expresivas.

• Dificultad para identificar las letras.

• Dificultad para identificar los sonidos asociados a las letras 

• Lectura en espejo.

 • Desarrollo lento del vocabulario y retraso en el desarrollo del habla con dificultades para articular o pronunciar palabras.

• Inmadurez en el conocimiento de las partes de su cuerpo. El niño o niña confunde la localización de las partes corporales.

• Retraso para memorizar los números, el abecedario, los días de la semana, los colores y las formas.

• Las nociones espaciales y temporales están alteradas, a menudo se confunde la derecha con la izquierda y no se orienta correctamente en el tiempo: no sabe los días de la semana y no tiene una noción clara de conceptos temporales como ayer, hoy y mañana.

• Dificultad para seguir instrucciones y aprender rutinas.

• Falta de atención y aumento de la actividad e impulsividad.

• Torpeza al correr, saltar y brincar.

• Dificultad en el equilibrio estático y dinámico.

• Inmadurez a nivel de motricidad fina.

• Dificultad para abotonar y abrochar o subir un cierre o cremallera.

• Falta de control y manejo del lápiz y de las tijeras.

• Dificultades en la dominancia lateral.

• Lateralidad cruzada.

• Aparición de conductas problemáticas en sus habilidades sociales.

b) En edades entre los 7 y 11 años:

En cuanto a la lectura:

• Lectura con errores y muy laboriosa.

• Lectura correcta pero no automática.

• Dificultad para conectar letras y sonidos y para descifrar las palabras aprendidas.

• Dificultad para decodificar palabras aisladas.

• Presenta más dificultades para leer pseudopalabras o palabras desconocidas.

• Traspone las letras, cambia el orden e invierte números.

• Lentitud en la lectura.

• Comprensión lectora pobre.

• Mal rendimiento en los tests fonológicos.

En cuanto a la escritura:

• Invierte letras, números y palabras.

• Confunde derecha e izquierda y escribe en espejo.

• Dificultades ortográficas no adecuadas a su nivel educativo.

• No logra escribir pensamientos, ni organizarlos; su gramática y ortografía son deficitarias.

• Suele tener dificultad para trasladar el pensamiento oral al escrito.

• Letra ilegible y desordenada (es incapaz de seguir los renglones rectos, de respetar los márgenes de los cuadernos, de organizar operaciones matemáticas en columna, etc.).

En cuanto al habla:

• Presenta dificultad en la pronunciación de palabras, invirtiendo, sustituyendo o cambiando sílabas. A menudo, fijan incorrectamente algunas palabras, que costará mucho que modifiquen.

• Problemas sutiles en el lenguaje.

• Dificultad para nombrar figuras.

• En ocasiones no encuentra la palabra adecuada y busca sinónimos, no siempre con acierto

. En cuanto a las matemáticas y la comprensión del tiempo:

• Cuenta haciendo uso de sus dedos u otros trucos.

• Realiza las operaciones aritméticas de un modo mecánico pero no comprende los problemas.

• Le cuesta manejarse con el dinero.

• Dificultades para aprender a manejar el reloj, controlar su tiempo, y entender las tareas secuenciales.

• Dificultad para aprender las tablas de multiplicar y manejarlas a lo largo de la vida.

• Problemas acerca del tiempo; no logra saber la hora, día, mes y año.

En cuanto a la coordinación:

• No agarra bien el lápiz.

• Coordinación motriz pobre, se confunde con facilidad y es propenso a accidentes. • Mala letra y una caligrafía pobre.

• Confunde la derecha y la izquierda.

• Es incapaz de realizar determinados movimientos (ir en bicicleta, saltar a la cuerda, el salto de altura, chutar una pelota, etc.)

Otras características habituales:

• Dificultad en el aprendizaje de conceptos numéricos básicos; no puede aplicarlos en cálculos o en la resolución de problemas.

• Lentitud para recordar información.

• No completa una serie de instrucciones verbales.

• Problemas para mantener la atención.

• Para comprender, usa principalmente imágenes, iconos y sentimientos, más que sonidos y palabras. Tiene poco diá- logo interno.

• Excelente memoria a largo plazo para experiencias, lugares y caras.

• Mala memoria para lo aprendido el día anterior, al igual que para secuencias, hechos e información que no ha experimentado.

• Tiene un oído muy fino. Escucha cosas que a menudo a los demás y a las demás les pasarían desapercibidas. Se distrae fácilmente con los sonidos.

• Muy propenso o propensa a infecciones de oído.

• Sensible a ciertas comidas, aditivos y productos químicos.

• Sueño muy profundo o bien se despierta con mucha facilidad. Suelen continuar mojando la cama (enuresis).

• Extremadamente desordenado o desordenada u ordenado u ordenada de forma compulsiva

. • Fuerte sentido de la justicia y perfeccionista.

• Emocionalmente sensible.

• Tiene cambios bruscos de humor.

• Mayor capacidad y sensibilidad para percibir el entorno. Capacidad de intuición rápida.

• Gran curiosidad y creatividad.

• Pueden utilizar su habilidad mental para alterar o crear percepciones.

• Son altamente conscientes de su entorno.

• Tienen una curiosidad natural para saber cómo funcionan las cosas.

• Piensan más con imágenes que con palabras.

• Son altamente intuitivos o intuitivas y perspicaces.

• Piensan y perciben de una manera multidimensional (usando todos los sentidos).

• Tienen una gran imaginación.

• Pueden experimentar las ideas como realidades.

c) De 12 años en adelante :

• Problemas de concentración cuando lee o escribe.

• Falla en la memoria inmediata, no recordando lo leído por su dificultad con la comprensión de la lectura, el lenguaje escrito o las destrezas matemáticas.

• Interpreta mal la información por su falta de comprensión de conceptos abstractos y porque lee mal.

• Serias dificultades en organizar el espacio, sus materiales de trabajo y sus pensamientos al escribir o al hablar.

• No planifica su tiempo ni tiene estrategias para terminar a tiempo sus tareas y sus exámenes.

• Trabaja con lentitud y no se adapta a ambientes nuevos.

• Tiene dificultades en las habilidades sociales, le cuesta hacer amigos y amigas y comprender las discusiones.

• Evita leer, escribir o hacer cálculos matemáticos, tendiendo a bloquearse emocionalmente

. • En muchos casos, aparece depresión y/o crisis de ansiedad.